Y PARA BEBER…

Y PARA BEBER…





El pasado domingo tuvo lugar el primer «Comité de vinos» para Blanco Riad. La idea era que de ahí saliera el alma de la carta de vinos, fundamental para acompañar el menú.

El proceso pasaba por buscar el talento necesario para la cata! Eso no fue muy complicado…digamos que estaban pensados desde el principio. Una mezcla entre perfiles juniors y seniors ha sido fundamental para «sacar de ti tu mejor tú», ya que no ha faltado la polémica y la consistencia en cada afirmación. Todo con mucho fundamento….
El resultado ha sido espectacular. Aunque reconozco que a día de hoy no sé exactamente qué vinos van a estar ahí….pero sí creo que sé la estructura…Me explico, además de regocijarnos en los más exquisitos caldos y descartar o incluir unos u otros tras complejísimas argumentaciones, es fundamental que averigüe como funcionan los impuestos de aduanas, o como es la red de distribución….así que….veremos.
En fin, las cuestiones más operativas las contaré más adelante, ahora os voy a contar el resultado de esa «reunión», por cierto….nunca me había gustado tanto celebrar reuniones en domingo, con amigos, en buena compañía, con buenos alimentos y filosofando sobre los vinos que deberíamos incluir en una carta. Excelente experiencia trabajar así. 
La reunión empezó algunas semanas antes, en un mítico desayuno en el que preparamos el orden del día y la convocatoria a los asistentes. El equipo iba estar formado por los siguientes personajes: Joan (gran defensor de Ribera del Duero y de Cepa 21, gran crítico de todo lo que parezca Rioja), Manolo (gran cocinero y fiel amigo de los vinos jóvenes con mucha aroma y buena entrada), Iván (excelente comensal y mejor catador de todas las denominaciones, su opinión es siempre interesante por su mente abierta), Rafa (gran amante de los vinos blancos, de barrica, con cuerpo, con personalidad…como él, y un principiante que promete respecto a los vinos marroquíes), Jordi (primer miembro de l´Acadèmia Catalana de la Cuina y participante de la carta d´El racó d´en Binu. Defensor absoluto de Rioja y crítico acérrimo de Ribera del Duero. Forma un dúo divertido con Joan en la lucha Ribera contra Rioja) y Carlos (increíble defensor de los vinos de autor, originario de Aranda del Duero, lo lleva en las venas…). 
Una vez definido el equipo decidimos el día. La jornada iba a ser intensa. Un desayuno que empezó a las 10 de la mañana y acabó a las 18 h de la tarde. Papel en mano intenté captar todo lo que pude (y también catar todo lo que pude…sino ¿cómo lo voy a vender después? jeje).
El día era lluvioso, hubo un tema que no acabamos de concretar, no sé si adrede, el caso es que cada uno se presentó con unas 7 botellas, porque el día de la convocatoria no quedó claro quien llevaba qué….
Comenzamos el desayuno con un «Perlas blancas de Naveran», burbujas finas y buen pase en boca. Más tarde tomamos el «Perlas rosé», considerado por Parker (el crítico más importante del mundo) en un 9 sobre 10. Considera que este cava es espectacular para tomarlo como aperitivo. Continuamos con «Emilio Mor0», un vino con mucho cuerpo y gustoso al paladar, lo bueno que tiene es que marida con todo y tiene una buena relación calidad-precio. 
A continuación tomamos un «Chateau La Bonnelle 2001 Saint Emilion Grand Cru», suave, melódico y muy afrutado. A todas estas no os creáis….además de catar disfrutábamos de un impresionante desayuno-comida-merienda y del partidazo de Nadal!! Mientras Marisol cocinaba un increíble arroz con bogavante, Quimeta, Carmen y Manolo hacían los secretos ibéricos, Iván y Carlos retransmitían el partido contra Federer y el resto hablaban del vino mientras yo apuntaba sin cesar….
Más adelante llegó a la mesa «La Rioja Alta Gran Reserva primer centenario», definido como camaleónico y adaptable a cualquier comida. El portavoz del Equipo Rioja (Jordi) dijo que era lo mejor que había en la mesa.
Carlos abrió un Astrales, cuerpo floral, aromático, me recuerda a cepa 21, caro para mi carta pero bueno para estas ocasiones.
El gran descubrimiento del día para mí fue «Malleollus de Vaderamiro 2005», tremendo. No sé cómo definirlo. Supongo que también se puede decir «me gusta/ no me gusta», pues bien éste me encantó. Simplemente tiene muy buen saber y mejor aroma.
Tomamos también un «Manuela de Naverán» chardonnay puro pasado por barrica de roble, a petición de Rafa. Otro de los expertos dice que no produce ácido úrico (por si os interesa el dato).
«Convento de San Francisco», otro gran vino, pero en esta ocasión nos salió picado con lo que…a otra cosa mariposa, alguien alargó el brazo y cogió un «Dominio de Ugarte», éste fue el vino más criticado de la mesa ya que el equipo no encontró definido mucho sabor y lo definieron como un vino poco sugerente.
Descorchamos un «Llopart brut nature reserva» a la par que Marisol sacó un gran queso suizo (que logramos acabar!) En ese momento ganaba Nadal y brindábamos por la victoria.
Por último tomamos un champagne francés con nombre alemán llamado «Deutz», más suave no podía ser. Es una botella de un vidrio muy transparente, antaño esto tenía sentido para que no pudiera esconderse ninguna bomba dentro. En este momento se acabó el queso, els llardons y la butifarra d´ou.
En este minuto del partido apunté algunas frases célebres como: «Tampoco hemos comido tanto» (toma ya!!!), «ui, si aún quedan un montón de botellas sin abrir», «Pues adivino que lo que hemos bebido era bueno porque…seguimos en forma»….formas de ver la vida como una «botella medio llena o medio vacía».
Después hubo una última parte de conclusiones:
1. Que el Riad se va a inaugurar con «Perlas Blancas»
2. Que va a haber vinos españoles, vinos franceses y vinos marroquíes
3. Que en la próxima cata vamos a tener vinos marroquíes de Meknes y de les Coteaux de l´Atlas. En Marruecos hay grandes viñedos, su clima mediterráneo y las brisas del atlántico dan el caldo de cultivo para que sus vinos sean impresionantes (doy fe)
4. Que tendremos champagne francés (para huéspedes con muchas ganas de champagne francés)
5. Que debería prever la existencia de vinos de jerez, manzanillas, grappa, porto tonic, cognac, whiskies, mojito…etc
6. Que la carta no debería ser muy extensa ni demasiado novelada (cierto!…15 referencias? 20?)
Y mi conclusión pragmática es….que voy a tener que comprar otro riad para meter tantas botellas!!!!
En fin….en próximas reuniones afinaremos del todo, aunque yo ya le veo la forma!
Muchas gracias al COMITÉ DE VINOS por compartir su conocimiento y participar en todo esto!! Seguiremos informando…